Autoras

viernes, 30 de septiembre de 2016

Susan Meier - Tres Buenas Razones

Susan Meier - Tres Buenas Razones

¿Qué quieres que haga... qué?
A Claire Wilson le dio un vuelco el corazón cuando Evan Brewster le hizo aquella proposición. Siempre había admirado a aquel poderoso empresario, pero él nunca se había fijado en ella hasta que tuvo que hacerse cargo de aquellos trillizos. Y entonces se prometió demostrarle qué tipo de mujer era.
Querido Evan,
No hay día que no piense en ti y en tus hermanos, y en la desafortunada separación de nuestra familia.
A pesar de todo, si algo me ocurriera, sean cuales sean vuestros sentimientos, tus hermanos y tú tendréis que ocuparos de vuestras medio hermanas y hermano. Confío en que los tres hagáis lo correcto.
Pero tú, además, tendrás que hacerte cargo del aserradero. Puede que Grant sea el más estable, y Chas el más hábil, pero tú tienes una sensibilidad especial y por eso te he elegido para dirigir el negocio. No hace falta que te recuerde que el valor de un hombre no se mide por lo obvio. Aunque hayamos construido esta comunidad, creando puestos de trabajo y dando un motivo de orgullo a la gente del condado, lo cierto es que esta comunidad nos ha hecho a nosotros. Tenemos una deuda con ellos. Son tan parte del negocio como nosotros mismos; deseo que te ocupes de ellos.
También deseo que trates bien a mi asistente, Claire. Si la mantienes en su cargo, no solo te enseñara las claves del negocio y trabajara con eficacia día a día; es posible que te enseñe un par de cosas sobre ti mismo.
Con todo mi cariño, Papá.


0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada